lunes, 4 de abril de 2011

Fukushima: Desastre nuclear inconcluso

El 11 de Marzo de 2011 será sin lugar a dudas una fecha que marcará la historia de Japón y el mundo entero,  los efectos del  terremoto y del  devastador  tsunami que le siguió afectaron gravemente al menos a seis prefecturas del país asiático, aceleró la rotación de la Tierra y movió Japón unos 2.4 metros.

A la tragedia del tsunami,  que dejo miles de muertos en los días posteriores, se le suma la amenaza nuclear debida a la falla en los sistemas de refrigeración del complejo nuclear de Fukushima I que derivó en un sobrecalentamiento de los reactores y en una serie de eventos que continúan empeorando la situación (explosiones, daños a los sistemas de contención, fugas, etc).



Aunque los técnicos de la compañía que opera el complejo  y el propio gobierno de Japón se esfuerzan por minimizar lo más posiblela situación reinante, lo cierto es que son ya varios expertos de otros países como Bélgica y Francia que hablan de la probabilidad de que se dé “el peor escenario posible.

De momento se tiene confirmada una de las etapas más temidas: la fusión parcial del núcleo  de al menos uno de los 6 reactores del complejo (preludio de una posible fusion total del núcleo),  y una fuga de material radiactivo a las aguas del Océano Pacífico que se está tratando de contener por todos los medios posibles y que ha orillado a los japoneses a usar medidas desesperadas como verter el agua contaminada directamente al mar.

Con todo, existen muchas voces que nos llaman a la moderación , pues la central está mejor diseñada que la que ocasionó el accidente de Chernóbil en 1986, sin embargo prevenirse e informarse, nunca estará de más.