miércoles, 13 de abril de 2011

Un flashmob Ecológico: Aún hay gente buena

Para aquellos que no lo saben, un flashmob es una acción organizada en la que un grupo de personas se reune en un lugar público, realiza algo inesperado y luego se dispersa rápidamente, la convocatoria se realiza generalmente a través de Internet (redes sociales) y la telefonía celular o tradicional. Este tipo de acciones requieren que haya una idea (la acción a efectuarse) y luego una especie de ensayo o instrucciones de los convocantes a fin de que el evento salga lo mejor coordinado posible y logre su cometido: llamar la atención y sorprender al público que pasa en ese momento por el sitio de la puesta en escena.

Los motivos de estos eventos son tan variados como variados son sus participantes, aunque el común denominador es pasar un buen rato, así, se han realizado flashmobs de baile como en el museo de Arte de Dallas y en Times Square (apoyando a una miniserie hindú), otros son de tributo como los muchos realizados en honor a Michael Jackson. En este amplio abanico de posibilidades, se puede incluso detener el tiempo en un supermercado.

México no podía faltar y la asociación Flashmob México ha efectuado varios actos ("Misiones"), como el ataque de risa en Coyoacán y la célebre cascarita en Bellas Artes.

Pero hoy en particular quiero resaltar el poder de este fenómeno para mover conciencias, y he aquí que estas manifestaciones pueden también darnos un poderoso mensaje ecológico: aún hay gente consciente, y debemos imitarla, el video se explica solo: