martes, 21 de junio de 2011

El pingüino extraviado.

Vía BBC mundo nos enteramos que en días recientes un joven pingüino emperador se extravió en su búsqueda de comida y se desvió de la Antártida hacia las costas de Nueva Zelanda soportando un viaje de 3200 km, lo que le convierte en el primer pingüino visto en esa región en 44 años.

Descubierto por una residente que sacó a pasear a su perro, el ave se encuentra en buen estado, aunque deberá regresar a su lugar de origen si no quiere morir pues a esa latitud el clima resulta cálido para él, confundiendo la arena con la nieve, el simpático animalito comía ésta esperando en vano que se derritiera como ocurre con la nieve.


A la pregunta de que hacía el ave tan lejos de su hábitat algunas personas comentan que quizas esté emulando la aventura de "Mumble", el pingüino de la película "Happy Feet" y haya viajado de tan lejos para implorar al ser humano que deje de contaminar el medio ambiente o destruir su hábitat como ocurre en la latitud opuesta del planeta.