jueves, 14 de junio de 2012

Convirtiendo el teléfono celular en un microscopio.


Mediante la combinación de un LED (diodo emisor de luz) y una lente de plástico con capacidad de aumento de entre 1 y 1.5 micrones (1 micrón o micra = 1 millonesima de metro) científicos de Finlandia diseñaron un pequeño dispositivo magnético que puede ajustarse a la lente de la cámara digital de teléfonos celulares, tabletas, lap tops e incluso proyectores, convirtiendo a estos dispositivos en microscopios móviles.



La empresa encargada del desarrollo se llama KeepLoop y contó con el apoyo del Centro de Investigación Técnica de Finlandia (VTT).

Además de servir como un accesorio que nos motivaría a utilizarlo para saciar nuestra curiosidad científica (obervando el mundo microscopio que nos rodea, tomándole un fotografía y luego enviarla por SMS), el dispositivo tiene amplias aplicaciones en al área de la seguridad (previniendo falsificaciones de monedas al observar los detalles microscópicos de emblemas y marcas originales en documentos y monedas), en el control de calidad (busqueda de desperfectos microscópicos que pueden hacer que una pieza falle por ejemplo) y desde luego en el uso educativo en biología y áreas afines.



El ingenio mide apenas 3.6 por 8 cm de alto y tiene un costo de 130 dolares.