viernes, 2 de agosto de 2013

Algunos datos sobre la Monogamia y el Ser Humano

  1. Lo que llamamos Monogamia Social (vivir en pareja) ha evolucionado en proporciones muy variables en diferentes especies animales, así por ejemplo alrededor del 90% de las aves son monógamas mientras que sólo lo son el 5% de los mamíferos
  2. Sin embargo del total de mamíferos monógamos los primates (a los cuáles pertenecemos los seres humanos) representan un caso especial ya que cerca del 27 % son monógamos.
  3. Se han propuesto tres principales hipótesis para explicar la monogamia en mamíferos las cuales son:

    • La monogamia proporciona un cuidado paterno más efectivo (a semejanza de las aves y quizas porque en éstas, el incubar huevos y alimentar a las crías es un trabajo arduo y requiere de ambos padres)
    • La monogamia previene que las hembras se apareen con machos rivales especialmente en donde hay muchas hembras que no pueden ser monopolizadas por un único macho
    • La monogamia protege los riesgos del infanticidio (fenómeno muy alto entre algunas especies de primates como los chimpances y los gorilas)

  4.  Aunque los seres humanos no somos completamente monógamos tenemos un componente evolutivo que nos hace vivir en pareja, no podríamos evolucionar nuestros grandes cerebros sin el cuidado mutuo de los padres durante el largo periodo de vulnerabilidad que requiere el cerebro de un niño para alcanzar su tamaño completo.
  5.  Tras realizar una serie de estudios estadísticos respecto a las 3 hipótesis planteadas anteriormente el antropólogo británico Christopher Opie llegó a la conclusión de que la tercera de estas suposiciones (la monogamia como una respuesta al infanticidio) es la que dio el giro evolutivo de nuestra especie a vivir en pareja y que las otras dos son consecuencia de esta última, en pocas palabras la conclusión de Opie es que el infanticidio fue el detonador de la monogamia social en los primates (y por tanto en el hombre).
  6.  ¿Por qué es mayor la monogamia en los primates? De acuerdo con Opie  la monogamia es mayor en los primates con  grandes cerebros porque sus crías (entre las cuales se incluye por supuesto a los niños humanos) son incapaces de valerse por si mismas durante periodos de tiempo mayores a los de los otros animales y son así más vulnerables al infanticidio y por tanto requieren de más protección
  7.  Pero esos resultados tambien provocan reacciones mixtas pues otros investigadores como  Carel van Schaik de la Universidad de Suiza consideran que no necesariamente el infanticidio es la causa evolutiva que impulsó a la humanidad a ser monógama social, pues 60% de las sociedades tradicionales permiten a los hombres tener más de una mujer y que la monogamia actual (no la que se propone como camino evolutivo) es más bien un concepto socialmente impuesto.

    En todo caso la polémica sobre la Monogamia y su posible conveniencia evolutiva seguirá dando mucho de que hablar.


Con información de Michel Balter de la revista Science