lunes, 12 de agosto de 2013

Y ahora...¡unos comerciales!


Sin lugar a dudas la publicidad japonesa puede considerarse sumamente extraña (por decir lo más "idóneo" que se me viene a la cabeza) desde el punto de vista occidental. 

Y aunque los anuncios sobre productos alimenticios son toda una joya de excentricidades, otros productos como Android Jelly Bean, una tienda de disfraces y algunos equipos electrónicos no se quedan atrás.

Quizás la mejor definición de estas pautas publicitarias sea la que hace tiempo un usuario comentó en la red: "son los sueños esquivos de un unicornio desenfrenado". Les dejamos algunas perlas para su estudio, ¿que tan efectivos serán estos anuncios en Japón?: